Capplannetta ensalza a la mujer

Posted on 23:51


Escuchamos su latido en sus zapatos de tacones andando por el desván de los sueños desperdigados, su paseo de tacones se acercan y nos dicen todas las cosas, cosas en el aire, cosas hermosas que se enjabonan de luz y patria de las obviedades, que se trasforman en verdades y se hacen de verano olorosas. Un fecundo empuje en tu lecho es el hecho apaciguado, un orgasmo pequeño que Dios ha puesto en tus manos, secundas en el minutero y el cielo de guacamayos renuncia a la mentira de lo perpetuo, un destino, un pasajero, un viaje en la alma terca, que insiste, insinúa y persiste dejando en el magma tu huella, y una hojaldrada de crema es tu piel de exquisita que gime, que se embelesa, se hace belleza como galope que empieza y no impone espina ni tregua, mujer que sabes lo que es un milagro, propón tu verdad en tus tacones, que surgen de verlos a flote cuando el semen se derrama, y un largo bostezo de pico y una canción de Denia o una dama de boca entreabierta es tu trino cuando te paladeo, es como un soñar que veo en los labios de una bella mujer que quiso hacerme hombre bueno, carmesíes colibríes palpitan de paraíso repleto, un grajo, un rizoma y un hueso es cuando huelo tu sabor maduro, piel contra piel consigo lo que me tiene en el mundo inmerso.

Capplannetta y el atajo más largo

Posted on 2:26


Aveces, sólo aveces, me ha ocurrido que he creído tener respaldándome un coro de ángeles en momentos repletos de magia y cargados de luz. Solamente por esos momentos tiene sentido la vida. Momentos que hacen pensar que la vida es bella, que vale la pena vivirla, sólo por escribir estas líneas que escribo vale la pena vivir. La edad adulta te da unos grados de sabiduría, de experiencia y de conocimiento. Te enseña, por ejemplo, que en algunas ocasiones en la cuestión de amores las segundas partes no son posibles, sobre todo si se ha perdido la pasión de los momentos primerizos. O te das cuenta de la conexión caprichosa entre unas personas u otras. Cuando se afianza esa comunión de conexión y reciprocidad acude el coro de ángeles. Por ejemplo, cuando te sinceras con alguien y lloras de sentimientos y ese alguien te consuela, te inspira, te comprende. Las personas tenemos muchos obstáculos pero también algunos atajos para entendernos y llevarnos mejor. La gente es buena, sólo que nos repele la desconfianza, ya que no es un mundo para vivir en él. Yo siempre he creído tomar el atajo más largo, siempre me ha vencido el miedo, la vida me hizo desconfiar. Me han fallado amigos y otros me han sorprendido. He vivido situaciones influenciado por el resentimiento y la ofuscación y he metido la pata muchas veces. Con lo corta y bonita que es la vida algún día tendremos que soltar marras y navegar a toda vela por el mar de soledades y momentos difíciles. El atajo ha sido largo pero he aprendido muchísimo. Y cada día aprendo más y más, y quiero seguir aprendiendo. Al final del camino parten las vicisitudes y para todos/as hay un mismo destino. 

Capplannetta y Jeros

Posted on 9:07


Se llamaba Juan Antonio Jiménez Muñoz (Jeros). También conocido por El del medio de Los Chichos. Fallecido en trágicas circunstancias. Gran compositor, el alma de Los Chichos. Cuando se separó de éstos grabó un excelente disco a modo de réplica y declaración de intenciones. Pero en todos los discos de Los Chichos dejó su impronta y su sello personal con enorme talento y agudeza lírica. En algunas ocasiones tiene canciones que parecen provenientes de un auténtico visionario. Tiene temas conocidísimos en nuestra memoria colectiva, sobre todo tiene en su repertorio canciones de una lógica y una profundidad grandiosa. Estamos hablando de un poeta, un poeta gitano, una persona que vivió la oscuridad de la soledad y las drogas. Escuchen a los Chichos, escuchen a Jeros. Os estremecerá a veces, otras os impresionará, y otras no os dejará indiferentes. Va por ti Jeros. 

Capplannetta no gusta

Posted on 23:47


A algunos compañeros bloggers no quisiera darles el beneficio de la réplica, pienso que es mejor que no lo haga, quizá con esto que digo puedo no gustar, aunque no busco un Me gusta, busco hacer justicia, y en mi web/blog publico lo que me sale del blog. No quiero ser mal educado. Tampoco trato de publicar por publicar, se me puede tildar de muchas cosas y quizá pueda decir alguna tontería, pero nunca publico si lo que escribo no tiene fundamento. A veces uno es benévolo y hace confesiones y concesiones a gente que no las merece. Me importa poco si gustan mis escritos o no, yo escribo como acto de auto exploración, para indagar en aquellos prolegómenos que me apartan de la ley de la mayoría, en otras publicaciones lo he dicho, no voy a repetirlo, creo no ser presuntuoso, tampoco vanidoso, aunque me exponga y relate cosas de mi vida privada, en esta web/blog no trato de tener un número elevado de publicaciones, no busco gustar, este es mi mundo, si no gusta, hay más mundos en los que estar. Para eso la mayoría de lectores es selectiva aunque todo sea un gran mérito suyo, es inútil ponerle al campo (World Wide Web) llaves, no voy a mantener una disputa con alguien que no conozco, sería estúpido, siempre es mejor que nadie sea el culpable, tampoco es la culpa mía, sino de la misma naturaleza que a mí me hizo hijo de un Dios menor.

Capplannetta y la estigmatización

Posted on 12:35


Soy Capplannetta y padezco trastorno esquizofreniforme. Para los que no lo sepan ya lo saben, para el que lo sabía o lo intuía le daré más detalles, para el que se alegre le diré que le aproveche, para el que me compadezca le compadezco yo también, pues nadie está libre de ello, tener una enfermedad mental en el siglo XXI y ante la cuarta revolución industrial no es vivir en los Mundos de Yupi precisamente, menesteroso y oportuno es decir que las tecnologías han avanzado, también la medicina, la ciencia, la educación, etcétera... aunque el ser humano no lo ha hecho aún. El estigma ante las enfermedades mentales aún perdura, se han hecho algunos avances sociales pero no son suficientes. Mis padres no entienden las causas, las consecuencias, ni los efectos secundarios, no hay ningún cursillo que les enseñe de qué se trata, tampoco demasiada información y se ahogan ante la impotencia y no asumen bien el que su hijo padezca una enfermedad por la que cualquier lucha resulta ser siempre una derrota, toda preocupación tiene como resultado una culpa, es duro convivir conmigo y no pueden hacer más de lo que hacen ya para ayudarme. Ellos ocultan la enfermedad que padezco no por vergüenza hacia mí, sino por el estigma absoluto al que prefieren no exponerme. En la calle (en el exterior) es incomprensible una enfermedad que no se ve ni es palpable aunque esté presente esperando un grado de debilidad, y que no sea evidente, aunque sí tenga resquicios de presencia, ya que se te nota sedado y con una parsimonia mental que te afecta en la memoria y te pone nervioso a la hora de relacionarte, esta enfermedad es como todas las enfermedades de la mente, es una enfermedad que sufre de una estigmatización que nos viene subyugando desde tiempos lejanos, es una secuela que no se entiende como debería. Es miseria emocional. Es un hecho dentro de una realidad de la cual nadie está libre de padecerla, cualquier persona puede padecerla a lo largo de su vida, hay distintos tipos, diversos factores, es algo de lo que no se está nunca realmente del todo preparado.

Capplannetta y las maneras de vivir

Posted on 0:08


Este fin de año no lo celebré con mi familia, exageré una gripe para no tener que desplazarme al pequeño hogar de mis padres. Y si os dijera, de una vez por todas, que mi casa no es mi casa ya. Han cambiado los muebles de sitio, se ha incorporado a la familia gente nueva, y yo no soy aquel que era. Hoy se celebra el día de la mujer trabajadora, y sí, trabajan mucho, demasiado, y viven algunas de manera independiente, otras atadas a hijos, maridos machistas, pero en cuestión de celebraciones, faltan días en el calendario para endosarlos a una causa no resuelta. Nuestra vida capitalista nos ha endurecido el alma. Ahora la conmiseración se ha convertido en una manera de hacerte el solidario aportando una pizca de buena fe para causas que ahora se manifiestan bajo el influjo del aniversario o efeméride hipócrita y con el ser mezquinamente podrido. No creo en la familia como institución, esa institución está en decadente tiempo de miserias emocionales, de presuntuosas maneras de vivir, de confuso resentimiento y de agravado sentido de la propiedad privada. Hubo una vez un muchacho que vivía porque tenía familia, la familia se fue disgregando y descomponiendo sus lazos de unión, pues unos iban enfermando y otros muriendo de toxicidad, quedaron los resortes de la soledad esperando en cada expectante renglón en cada episodio de esa novela río, porque, se enemista la familia, la familia se fragmenta cuando los pilares de ésta se evaporan. Se convierte en puro egoísmo la puta familia. Por eso la atomización, por eso la misantropía y otras causas que no diré porque harto estoy de repetir la misma canción.

Capplannetta y el cumpleaños de Ella

Posted on 0:49


Ayer fue el cumpleaños de Ella y también el de mi ex suegra (que Dios la tenga en su Gloria). Yo, por cuestiones de la vida, no he podido estar con Ella ni con su hija y nieto, a su nieto no lo conozco, pero les deseo la mayor felicidad posible. Ella y su hija aún tienen trato con mis padres, aunque no conmigo. Recuerdo que me casé con Ella un 30 de enero (el matrimonio duró siete años), la boda fue fenomenal, recuerdo que bailando salsa Ella me dio un culazo con su trasero en mis partes bailando al compás que ofrecía la orquesta, Papá Augusto (su tío materno) y la abuela de Ella (Sara) -en paz descanse- se partían de la risa. La abuela de Ella le dijo a mi ex suegra por teléfono (ya que no pudo venir a la boda por cuestiones de trabajo) que era muy buen chico, que en la boda estuve beso y beso. Recuerdo que mandamos que pusieran nuestra canción: un tema de Los Chunguitos Me quedo contigo y en su lugar pusieron otro de los Chunguitos del mismo disco, yo estaba tan nervioso que no me atreví a pedir que lo cambiaran, también por pura timidez y los dos nos pusimos a bailar y Ella siempre estuvo a la altura. Ojalá le vaya todo muy bien. En estos días me vienen recuerdos de mis tres meses en Perú, en el viejo Callao. Ella es pura chalaca, desde muchas generaciones atrás y siempre ha vivido vinculada al barrio cinco y a Bellavista, recuerdo a mi compadre Santiago, a Sophy, a tía Mery, a tod@s, el peruano es un alma noble, nunca los podré olvidar, felicidades Ella, que tengáis mucha felicidad. 

Capplannetta y sus rarezas musicales

Posted on 18:47


Puede parecer que este blog esté ideado para dar culto a mi personalidad, y quizá tengan razón, en él me expongo, pero no me exhibo. Muchas veces me pregunto si habrá alguien como yo, la respuesta es no, soy complicado, lo admito, ¿por qué soy tan raro? Ni mis padres lo saben, muchas veces me he sentido un marciano, y eso no quita de que muchas veces me  haya sentido desplazado. Puede parecer raro pero me gusta Skeeter Davis, mucho más que Brenda Lee, de Brenda me gusta el tema I’m sorry y de Skeeter: I forgot More Than You’ll Ever Know y esto le parece raro a gente de mi generación, ya que opinan que es música un tanto antigua, también me gusta Townes Van Zandt, en especial Dead Flowers, me recuerda a alguien que no quiero nombrar. Ya sé que es música que en mí no tiene ninguna seña de identidad, mi estilo es otro, pero me gusta la música en definitiva, la buena música, es parte de mi sensibilidad. Toda esta música me gusta por aparecer en films, o por escucharla por la radio o la televisión, muchos pueden pensar que las cosas que me gustan son raras porque no van con mi personalidad, pero yo no lo creo así, considero que son parte de mi mundo interior, y en eso nada puedo hacer para luchar contra ello. Me gusta un tema que recomiendo porque me estremece y es I am a Victim of This Song de Pipilotti Rist, la canción es todo un himno a la locura y aquellos que estamos un poco locos, después está la versión de Rebel, rebel de Bowie pero interpretada por Luthea Salom. Estas dos canciones y las anteriormente citadas me gustan, soy un romántico marciano ¿qué quieren?

Capplannetta se rebela

Posted on 20:04


Siempre he tenido como primera norma para esta web/blog no insultar gratuitamente y no repetirme. Esta vez creo que voy a romper con estas dos reglas que me auto impongo para soltar la mala sangre que he sufrido últimamente, aunque debo anticipar que nadie tiene la culpa de mis crisis existenciales. No sé si por maldición o por merodear en los excesos sufro de una culpa que más que culpa es una estancia para los restos de mi vida en eso que llaman subsuelo. Contar, tengo muchas cosas por contar, historias, anécdotas, vivencias que han hecho de mí una persona enferma pero eso no significa que me tenga que ir con cualquiera que salga a mi paso, soy selectivo pero tampoco voy de tiquismiquis, aclaro. Mi naturaleza me ha gastado una broma pesada, de la cual, mucha gente se ha divertido gratuitamente hasta que he visto los hilos del títere que manejaban a su antojo, casi todo el mundo ve en mí cierto acicate con el aliciente siempre presente de una culpa que no sé si tendré, aún todavía me considero un guijarro inútil y cansado frente a la cantidad de rocas de peso que creen ser superiores en los momentos que más les convienen. Para ciertas cosas son rocas pesadas, para otros momentos motas de polvo. No soy el último ni el primero, tampoco soy el único que lo piensa, aunque se calla la cuestión en sí, pero como vivir de las apariencias no me gusta, y el pudor literario creo que nos sirva para poco, ya que las historias deben tener un hueso duro, un fémur en el que enquistar una historia verdadera, y dejarse de ficciones, que para eso están los curas y los políticos, y esas son maneras de embelesar para los niños, para ver las cosas con la luz apagada y a la media luz de una bombilla pasando página por página, y con la seguridad plena que en ese instante nada malo puede sucederte, que estás seguro e hipnotizado leyendo una historia aterradora o con cierto misterio. Cuando me emborrachaba y bebía, y porqué no decirlo, me drogaba, solía estar perdiendo el norte en cada salida desde el portal de casa de mis padres debido al fracaso ocasional que no acabó con mi manera de pensar y de no digerir ni asimilar bien lo que me estaba sucediendo, y se convirtió en un agravante de locura e impotencia, ya que me metía en peleas, me subía a coches aparcados y saltaba encima abollándoles el techo, me daban palizas, cada día que salía era una pregunta que la mala andanza y la realidad desnuda hacían evidente y muchas veces contestada con la respuesta concluida cuando llegaba a casa: apaleado, sucio, con los efectos secundarios que deja tras de sí una borrachera, o sea, resacoso y dolorido. A veces tras venir de esas noches locas tenía que estar en casa dos o tres días hasta recuperarme. Luego estaban las secuelas que deja la memoria, y se sabe que goza de cierta agudeza, es muy hija de puta, siempre te acuerdas de quienes te sacudieron, y también de las locuras por las que pasaste, porque en éstas borracheras quien pierde la razón siempre es el borracho y el tabernero es un interesado que mientras estás bebiendo y gastándote el dinero está feliz contigo y te ríe todas las gracias, cuando empiezas a perder el control se convierte en tu enemigo, se olvida del dinero gastado y poco le importa sacudirte, incluso sacudirte con varios gallitos de pelea a la vez, son muy machotes, son unos hijos de puta, unos perros. Mientras estás convaleciente los cardenales, los arañazos, las costillas removidas, los labios en carne viva, los tirones del cabello, la ropa rota, lo voy a decir más claro: con la experiencia que tengo de la vida prefiero estar solo, ver vídeos en YouTube, oír música en Spotify, escribir, leer, redes sociales (de reojo), no creo en la humanidad, el mundo es un cúmulo de intereses y de traiciones donde los clásicos las relatan, aunque a veces puedan quedarse cortos, porque ser en parte o conservar esa especie de malditismo que conlleva mi naturaleza me ha insinuado muchas veces que yo he nacido para ser ermitaño, aunque conozco muy bien estar repleto de amistades y conozco lo que es vivir en camaradería, pero reniego de ésta, aunque por suerte o por desgracia, no soy el único que padece de decepciones, de soledades, hay toda una legión de gente que vive relegada al ostracismo, a la ley de los menos, Caínes en potencia que sienten la sombra del desprecio absoluto. Se permite el hambre, la miseria, las injusticias, ¿porqué no se iba a permitir que un charneguito sea apaleado por unos bárbaros idiotas? Aunque es mejor morir en la cama que morir de una paliza. Después quienes sufren son tus padres, tus hermanos van a la suya, los padres se cansan de tanto barullo sin sentido y te enemistas hasta con ellos, sufren y lamentan tus golpes curándolos con enfados que te crean una losa pesadísima. Yo me he formado mi propio universo particular, no necesito amigos, hermanos, a mis padres sí, mis padres son ángeles que Dios me puso en la vida. Tengo buenísimos padres, es normal que éstos estén cansados de tanta lucha. Pero desprecio a la humanidad restante. No quiero pensar en un futuro. Si esto me pasa a mí que he entregado mi corazón a no sé qué esperanza confiscada por la mayoría de hombres que son benefactores ignorantes de una sociedad malvada ¿qué le puede ocurrir al que es tímido o recela de mostrar sus sentimientos? La respuesta ya la saben, son parte de esta humanidad, yo soy el intruso, el que no encuentra suegro que lo quiera para yerno, el prejuzgado por los que desconocen el itinerario mágico de la noche de los tiempos, aunque no soy una víctima, en esta vida se respira veneno, se respira salfumán y aire contaminado repleto de manipulada fórmula que absorbe la libertad. En esta vida de particulares locos y de libres sin corazón existe gente buena, aunque acaba intoxicada de tanto traspiés e inmortal desacato a las leyes del mundo plagado de prejuicios e intereses creados. C’est la vie. 

Capplannetta y México

Posted on 3:08


Sé que puede sonar raro pero me fascinan los corridos mexicanos. Me gustan los del norte, un poco los de Sinaloa, aunque éstos son narcocorridos en su mayoría. Me fascinan los corridos con tuba, en especial los de Jenni Rivera, que usa tuba y batería, con sus trombones y trompetas, tiene un poco de variedad entre narcocorridos (la Chacalosa es uno de ellos) y corridos de amor, ella es del estado de Jalisco. También sigo los corridos del Sur, en especial los de Chiapas, éstos son revolucionarios, pero usan guitarra y acordeón, recomiendo el disco de Corridos de la revolución (corridos del subcomandante Marcos). También me fascinan los corridos de la parte de Michoacán, algunos usan tuba, aunque una cosa que me gusta y me pone los pelos de punta es la marimba de Guatemala, también usada en México, ya que proviene de la cultura maya. Me gustan las canciones lentas, y las románticas. En éstas he descubierto a Natalia Lafourcade, con instrumentos como el charango y en algunas ocasiones el saxo, pero éstos no son corridos, son canciones románticas. También destaca Lila Downs, esta es más famosa, canta canciones populares y también de composición propia, la recomiendo.¡Viva México! Y toda su gastronomía y su folclore. Es un pueblo que en la película de Alfonso Cuarón Orozco (1961), en el film llamado Roma se muestra con toda su crudeza parte de la vida del mexicano de a pie, no sé si le habrán dado ya la Green Card como aconsejó a la Migra, Sean Penn, en una gala de los premios de la academia de Hollywood. De seguro se la han dado, a él y a muchos mexicanos de gran valía, ahora, para los pobres (y no para los traficantes) son los muros que quiere levantar Donald Trump, en fin, separar a niños de sus padres es un precio que se pagará tarde o temprano, ya que va contra las leyes de la vida sagrada. Seguramente algún San Lázaro bendito, o un San Cristóbal hará justicia con esos niños despojados del calor materno y paterno. O quizá sea la mismísima virgen de Guadalupe. No sé, de santos niños va la cosa. De niños santos es la cuestión.

Capplannetta citizen

Posted on 2:28


Estoy viendo Citizenfour en la 2 de TVE, es la tercera entrega de una trilogía sobre EE.UU. Es un trabajo de Laura Poitras y el reportero Glenn Greenwald que tiene la osadía de ir a Hong Kong para entrevistarse con Eduard Snowden. Snowden les mandaba mensajes por email encriptados desde allí y no dudaron en reunirse con él de forma que de esta manera se completaba su trilogía sobre las consecuencias del 11-S. En la entrevista-documental se muestra lo expuestos que estamos a la cibervigilancia en todos los aspectos que tengan que ver con las cosas cotidianas que hacemos a diario desde varios dispositivos, esto incluye a marcas muy conocidas en temas de Internet. En el documental se muestra una conferencia efectuada por Jacob Appelbaum para los chicos de Occupy Wall Street donde se dan unas claves, en las cuales, el FBI y la policía realizan una serie de prácticas poco agradables y nada atractivas para cualquier dirigente opositor a la causa de EE.UU. Suena a tópico citar la obra 1984 de George Orwell, pero las cosas a las que te pueden someter superan la ficción y son aterradoras, aunque ya hemos visto la cara de esa contraterrorista política en imágenes como Abu Ghraib e Irak. Eduard Snowden es un héroe de esta nueva era digital, al igual que el mencionado anteriormente Jacob Applebaum, Julian Assange y Richard Stallman y todos los chicos del Software Free, los chicos que creen en el Copyleft, y todos aquellos que estamos cansados de que nos espíen, de que nos tengan en este clima de falsa apariencia de normalidad. Desde el 11-S han cambiado muchas cosas para peor. Quieren tener a la izquierda bajo el punto de mira, bajo el yugo del bloqueo económico, constantemente, a cualquier hora, en todo momento. Información, manipulación, cibernética del espionaje. El objetivo de ahora es Venezuela, la masa hipócrita une a músicos de éxito con la excusa de conseguir fondos para la ayuda humanitaria para los venezolanos, los músicos engatusados con la moneda de cambio en temas de impuestos tributarios aceptan a actuar gratis creyendo que van a salvar al mundo, y el fin, el único fin, es el petróleo venezolano. Si quieren ayudar que no les bloqueen con sanciones imposibles, con la anulación de activos provenientes de EE.UU o de Europa; otros países les ayudan (quizá también quieran el petróleo venezolano) y no les piden ningún cambio de gobierno. No quieren a la izquierda. Se mean en la sopa de los pobres, poco les importa Afganistán, Irak, Cuba, siempre bajo el manto negro del terrorismo de estado. Siempre con el temor de que el pueblo se rebele. 

canto a las patrias putas

Posted on 9:28

Si tú supieras que en Úbeda no hay cerros
y que es catalana la flamencona Rosalía,
y cuando cruzo el límite de Despeñaperros
y me siento arribado a la gran Andalucía,
siento un vacío y un alivio que quita hierros
sin ser plural ni singular de esta frontera huía,
de la nariz de este charnego ya no salen terros 
y mucho de lo que chamullan es habladuría,
amigos catalanes a montones yo tengo
y ellos no me negaron nunca una bulería,
yo creo que nadie debiera estar hoy preso
por una idea, una causa, una remota alegría,
yo a Catalunya y a España también las quiero
y la justicia siendo yo pobre, ya que no es mía,
tampoco resulta una patria ser el remedio
y toda paparrucha que resulte una copla fría,
Yo de mi raigambre andaluza no reniego,
tampoco de esta Catalunya que pide amnistía,
si en un envite un facha te hace un griego
els segadors sin renuncio yo de veras cantaría.

Publicado en Bubok (obra completa)

Posted on 3:00


Publicado en Amazon (obra completa)

Posted on 2:58


Capplannetta y un Vespino

Posted on 5:48


Capplannetta tenía una novia muy lejos de su barrio, y al no tener vehículo tenía que ir al barrio de la chica pateando. Corría el año 1991 y su ciudad estaba lejana de todo, incluso de aquello que iba a suceder en el futuro, imagínense su barrio. No era la primera vez que éste andaba cruzando cinco, incluso seis barrios hasta llegar al suyo. Una noche de invierno había dejado a su novia en la casa de sus padres y se dispuso a andar hasta la casa donde él vivía junto a su familia. De camino a su barrio vio a unos metros cómo un pizzero aparcaba su Vespino (ciclomotor) y subía a un edificio a entregar la pizza recién hecha. Se dijo: -Esta es la mía, ni corto ni perezoso agarró el Vespino y se dijo, pues vámonos a casa. De camino al barrio tiritaba de frío, lagrimeaba debido a la velocidad y reía sin parar. Llegó a su barrio y empezó a dar vueltas a una plazoleta gritando: ¡Me he metido a pizzero! ¡Me he metido a pizzero! Sus amigos que estaban en la plaza pasando frío no daban crédito, se partían de la risa, se quedaron alucinados cuando vieron a Capplannetta dando vueltas y gritando en aquel Vespino de pizzero. Se fueron sus amigos y él hacia un bosque aledaño al barrio de estos, y allí le quitaron la caja de llevar las pizzas. Quedó un Vespino con un solo sillín y ese fue el transporte de Capplannetta durante días. De vez en cuando lo cogía un amigo que también tenía novia muy lejos del barrio. A veces cuando quería cogerlo se encontraba con que el amigo se había adelantado y había cogido el Vespino antes que Capplannetta y éste se enfurecía. Cierto día estaban en un montículo de tierra baldía, en una especie de explanada Capplannetta con el Vespino y sus amigos pasando frío todos agrupados a unos metros de Capplannetta. Éste se hartó de que el amigo le usurpara el Vespino, y también porque veía en ese ciclomotor cierto riesgo que no estaba dispuesto a asumir él solo en el caso de que algo pasara.  Digamos que se cansó de aquel ciclomotor. Entonces dejó el acelerador del gas fijo y apuntó el Vespino contra el grupo de amigos apelotonados. Y lo soltó. Quiso gastarles esa broma macabra. Cuando el Vespino sin piloto llegó al punto donde estaban los amigos todos corrieron despavoridos, pero la sorpresa de Capplannetta fue cuando el Vespino siguió su trayecto hacia la carretera estrellándose contra un coche estacionado. Sonó como un estruendo. Y el acelerador se quedó fijo con la rueda trasera del Vespino rodando al aire a toda velocidad. Todos los amigos salieron por patas. Las persianas de los pisos junto a la carretera se abrían para curiosear. Fue tremendo el ruido del choque contra el automóvil aparcado. A Capplannetta se le ocurrió la temeridad de quitarle el acelerador fijado por éste, él sólo quería apagar aquel cacharro en marcha, y mientras tanto se abrían las persianas, Capplannetta se fue corriendo sin haberle podido quitar el gas del acelerador al Vespino por temor a que le reconocieran y lo acusaran. Nadie se atrevía a apagar aquel Vespino. Ahí se quedó ese destrozado Vespino, con el acelerador fijo y deshecho por la parte delantera, y el coche con varios daños por el impacto recibido. Hasta que se le terminó la gasolina el Vespino no paró. Capplannetta tuvo suerte. Esa noche Capplannetta daba gracias a Dios por la suerte de no haber hecho daño a alguien que pasara justo en ese momento. Capplannetta se estremecía tan sólo con pensar si alguien hubiese pasado en ese momento y lo hubiera arroyado. Esa noche Capplannetta no durmió, daba gracias a un Dios piadoso que en ese momento lo protegió. Plegarias y letanías  íntimas que agradecían sinceramente a Dios.

Capplannetta estupefacto

Posted on 9:56


Fue en el entierro de mi abuela paterna. Mi abuelo murió muchos años antes que mi abuela, y a mí me pusieron el nombre de pila de mi abuelo. Cuando enterraron a mi abuela hubo que añadir a la lápida de mi abuelo (al que no conocí) el nombre de mi pobre abuela. Los restos mortales de mi abuelo estaban en una bolsa de plástico y los pusieron al fondo del nicho para poder introducir el ataúd de mi abuela. Cuando la introdujeron cerraron el nicho con una lápida interior hasta que pusieran la lápida con la foto de mi abuelo de mármol cuando el nombre de mi abuela estuviera grabado. Para la sorpresa mía estaba mi nombre en la lápida interior pintado con pintura negra. Estaba el nombre y el primer apellido de mi abuelo. Yo me quedé perplejo, pues era como si presenciara ese día en que enterraban a mi abuela, mi propio entierro. Cuando acabaron de enterrarla no paraba de pensar en el asunto. Ese entierro podía ser el mío, pero no, era el de mi abuela. Es algo que no olvidaré. No sólo por el impacto que me provocó el ver allí mi nombre y mi primer apellido con la fecha debajo en números descoloridos por el desgaste del tiempo, también porque yo empezaba a morir por esas fechas, la vida de colores que yo tenía impregnados en mi corazón se fueron agrisando, mis días se estaban empezando a poner invernales. Supongo que ese día no sólo enterraban a mi abuela, mi infancia estaba llegando a su fin, también mi loca adolescencia. 

el fenómeno Rosalía

Posted on 2:15


Aunque el núcleo fundamental del flamenco tiene su raíz en la raza gitana y en la zona de Andalucía, en la historia del flamenco se ha demostrado que la natalidad, el chovinismo o la localidad del artista no tienen ninguna cosa que ofrecer ante el talento y el arte de la expresión flamenca. En Andalucía existen músicos como la familia de los Habichuelas (familia Carmona) en Granada, en Granada también están la saga de los Morente (Estrella, Soleá y José Enrique), tras esta riqueza de voces y músicos no sólo están grupos de rock como los Lagartija Nick (que grabaron con el maestro ya fallecido Enrique Morente su disco Omega por el que rinden pleitesía otros flamencos) que fueron la otra mitad de Omega y sus diversas actualizaciones, disco que celebra últimamente su 20# aniversario con una excelente publicación con temas inéditos del maestro granadino, con letras de Leonard Cohen, y Federico García Lorca. También hay grupos de rock con pinceladas flamencas como Los Planetas, que también son de Granada, recuerden su tema Cumpleaños Total que fue hit en su tiempo, y su disco Islamabad, de gran importancia flamenca donde hace aparición Soleá Morente. También tenemos en Granada grupos como Navajita Plateá, con el Paquete y el Negri, éstos mutaron en el grupo la Barbería del Sur, aunque cada uno de éstos ha seguido su carrera en solitario, aparte de los archiconocidos Ketama pertenecientes al clan de Los Habichuelas, que también han seguido cada uno por otros caminos. En Almería tenemos a Tomatito, en Sevilla provenientes de Jerez a Diego Carrasco y sus jóvenes flamencos, eso sin dejar de olvidar a Raimundo y Rafael Amador, de los Pata Negra y del barrio marginal Las Tresmil. También están voces como Kiko Veneno, Martirio, sin dejar el cabo sin atar importantísimo de los Montoya (recordando a Lole y Manuel, y la madre de Lole: La Negra), también Remedios Amaya, Falete y el fallecido recientemente Chiquetete. Existen otros cantaores, artistas, tocaores y bailaores en Andalucía. Si nos vamos a Jerez de la Frontera tenemos a cantaores maravillosos, gitanos de fundamento, recordemos los versos de Lorca sobre la ciudad de Jerez: ¡Oh ciudad de los gitanos! ¿Quién te ve y no te recuerda? En Jerez están actualmente Jesús Méndez, Paco Casares (Gasolina hijo), José Mercé, y al toque de Moraito Chico (ya fallecido) heredero de éste su hijo Diego del Morao, el Niño Jeros o Diego Amaya. Pero aparte de los flamencos “ortodoxos” de Jerez hay fusionadores del arte flamenco como Tomasito o El Canijo de Jerez, del grupo Los Delincuentes. También está Cádiz, deléitense sí no con la Niña Pastori. Huelva también tiene su soniquete, pero lo que más suena por esa zona es el Fandango, proveniente de Huelva, existen diversas variedades, ya que cada pueblo tiene su peculiar Fandango. Recordemos al Cabrero, sus cantes reivindican una Andalucía de señoritos y despojada de sus tierras, pero éste es de un pueblo sevillano. Aunque sí nos desplazamos al norte de España tenemos la Capital, un cantaor como Arcángel (Huelva) o Potito (Sevilla) provenientes de Andalucía han hecho grandes cosas en la Capital que sigue siendo la verdadera fuente del folclore de España y su quinta esencia en cualquier expresión española. Potito hizo una breve aparición en la película Pactar con el Diablo, con Al Pacino como coprotagonista. También tenemos en YouTube la famosa actuación de Miguel Poveda, catalán, de Badalona, pero famoso en toda España con su espectáculo llevado al gran Teatro Real. De tierras catalanas es Maite Martín. Pero sin irnos de Madrid tenemos que acordarnos de Diego el Cigala, y su gran disco Lágrimas Negras, junto con el pianista cubano Bebo Valdés. Pero si nos desplazamos a Cataluña tenemos un fenómeno ganadora de Grammys y protagonista de vídeos como lo es Rosalía, de Rosalía se ha dicho mucho y se seguirá diciendo. Unas palabras que la definen son innovación y talento,  precursora, y con fuerte personalidad propia. En Cataluña existen otros cantaores y tocaores, no sólo Maite, Miguel y Rosalía. Existe el excelente Cantaor Duquende, de Sabadell, y los hermanos Cañizares al toque, también está el peculiar y espectacular músico de culto Muchachito Bombo Infierno. Y si cruzamos el Mediterráneo tenemos a Concha Buika en Palma de Mallorca, producida por Javier Limón, productor de voces femeninas del panorama flamenco. Pero retomando el tema de Rosalía se debe considerar que es un hito, ya que ha internacionalizado el cante flamenco y haciéndolo Flamenco-Pop, está llenando estadios, ha actuado en el Primavera Sound, sus vídeos atestiguan su carácter innovador sin perder las raíces por antonomasia más flamencas. Ha actuado en Madrid, en CasaPatas, y ella es de un pueblito catalán llamado San Esteve de Sas Roviras, catalana de padre y madre, ya que se llama Rosalía Vila Tobella, y lo más importante, de ella se están diciendo cosas como que es una vieja cantando, dicho esto por Pepe Habichuela, guitarrista flamenco importantísimo en el panorama actual. Rememora su voz a Antonio Molina por esos requiebros y esas notas sostenidas salidas de su joven garganta, su voz recuerda a cantaores viejos, como la Niña de los Peines. Escuchen a Rosalía, una flamenca que puede ser artista pop y no dejar atrás su estilo flamenco. Escuchen sus personales temas La Hija de Juan Simón, Catalina, y el tema del maestro Morente transformado por ella Aunque era de Noche, pocas cantaoras se definen con esa personalísima voz y esa manera de hacer en un escenario. Sus conciertos con el guitarra/productor Raül Refree son excelentes, el guitarrista toca un flamenco con ritmos que recuerdan a los de la música electrónica, también ayuda a su peculiaridad flamenca esa personalísima manera de tocar, es un gran productor musical que ha producido también a Silvia Pérez Cruz, también catalana y una cantante de excepcional talento, un gran disco protagonizado por ambos es Granada, recomiendo la versión especial. Tampoco quería dejar en el tintero al Niño de Elche y su peculiar forma de hacer flamenco, él lo llama heterodoxo, para callar las bocas que lo sacan de la vertiente flamenca tradicional, tiene temas como El Comunista y Nadie que valen la pena echarles oído. También hay un cantante interesante dentro de las entretelas flamencas o que fusionan el flamenco, este músico es Miguel Campello Chatarrero, un cantante proveniente del grupo de flamenco-rock El Bicho. Ante todo escuchen a todos los grandes músicos aquí citados, pero sobre todo escuchen a Rosalía, vale la pena oírla. Tiene reminiscencias antiguas, sonidos conocidos, sonidos ya olvidados, es una expresión personalísima y el toque de la guitarra de Raül Refree no se define como un palo flamenco al que atribuirle una característica y/o etiqueta tradicional flamenca. A mí parecer creo que están haciendo un flamenco revolucionario. 


3er número de la revista Nevando en la Guinea.pdf

Posted on 5:37


Capplannetta oyendo Four women

Posted on 4:19


Estoy oyendo Four women de Nina Simone y como persona de raza blanca me deja un hálito de sentencia y tirón de orejas, con razón de veras, tan solo por el hecho de ser “caucásico” de raza blanca, aunque no creo de ser de pura raza, creo tener en mis carnes más mezclas que un cocktail mixturado con el dios de la media noche. Yo no nací en tiempos de esclavitud, la esclavitud de hoy en día es diferente (no quiero taladrar con la repetida canción donde van todos los taladros a agujerear la misma cosa irremediable), pero el tema emociona y hace justicia aún en los tiempos que corren, aún no sabiendo mucho inglés (como es mi caso), una composición poética o musical, incluso si es un cuadro, cuando es puro/a marca una raya en el agua, como diría el poeta. Cuando tenemos delante a la razón desnuda soplándote en la oreja no hay simulacro alguno de escapismo hacia el misterioso lugar o de fuga preferiblemente hacia atrás, es como cuando estamos ante la obra de arte por antonomasia la verdad se hace espejo de un certero “entonces era eso”, y sólo nos queda mandarlo a fundir en un metal noble y hacerlo testimonio de esa verdad inamovible, de esa verdad tajante, de esa verdad sentenciadora. Hay muchísimos músicos que nos enseñan esas verdades, esas grandes verdades que viven en la tierra con nosotros, que viven bajo el reloj de mármol tatuado en la ciudad del mundo. Es inevitable caer en el subyugador momento de emoción ante una obra de arte que nos mueve las entretelas de las entrañas, nos las remueve y nos las hace evidencia pura de toda realidad que sabíamos estaba ahí y es en ese momento cuando se hace brote amanecido ahí ante el sol de la vida, en ese fragmento de suspiro tembloroso y tiembla junto a nuestro corazón para decirnos que es verdad, que vive a la par con él. 

Artículo sobre novela (Por Juan A. Herdi)

Posted on 7:43



Cecilio Olivero Muñoz
Cibernética Esperanza (capplannetta.com)
Senzala Colectivo Editorial

«Todo ocurre por una razón que no entendemos», afirma el narrador del relato en un momento dado, cuando ya tenemos una idea clara del camino recorrido por el protagonista, Casimiro Oquedo Medrado. Tal vez por ello, porque se nos escapa el porqué de las cosas, lo que motiva los hechos y quizá el sentido de la vida, no hay excusas o voluntad de justificarse, simple y llanamente hay una descripción de escenas que componen una vida, unos retazos que se van sucediendo de un modo aleatorio. 
Tampoco hay por parte del protagonista un acto desesperado de rebeldía, no se rebela, no lanza una diatriba contra su vida ni por los hechos que se producen en ella, no hay un grito de angustia por todo ese sinsentido que le envuelve a él, a su narrador, pero también a su autor y en definitiva a todos nosotros, lectores y no lectores. Si le encierran en un centro psiquiátrico, vale; si le dan el alta y lo sacan de ahí, también vale. Así es la vida, al fin y al cabo. La vida de ahora, hay que precisar. A veces somos meras piezas de un rompecabezas que desconocemos y el componedor del rompecabezas va ensamblando las piezas que tampoco tienen un lugar único en el conjunto. 
Por ello quizá haya que leer este libro -¿Novela?¿Colección de relatos o de retazos que tienen su independencia narrativa respecto al conjunto?¿Biografía?¿Confesión?¿Tratado de la realidad? Hay que recordar que estamos en el tiempo de la no definición–, porque muestra una nueva actitud ante la vida, ya no es el grito ante Dios o ante la Historia, es simple y llanamente la descripción de lo que ocurre sin más, ni siquiera hay un objetivo, o puede que el objetivo sea la propia escritura. Ya que no podemos entender la razón de las cosas, escribimos y leemos porque sí, sin más, sin ni siquiera la intención de buscar un cierto orden. 
Estamos ante un nuevo modo de entender la realidad y por ende la escritura. La tecnología, sin duda, ha cambiado la forma de mirar y de sentir, nos ha individualizado aún más, pero no para ayudarnos a determinar más el yo, sea esto lo que fuere, sino para aumentar más nuestra soledad, la desnudez de nuestras vidas, la impotencia ante tanto caos. Sí, nos seguimos relacionando, es verdad que nos reunimos con otras personas para hablar de libros, de política o de fútbol, nos casamos, nos liamos, nos divorciamos, formamos familias u otras formas de relación o acabamos buscando salidas terapéuticas –psiquiatras, psicólogos, escritura, reflexión, arte–, como se ha hecho toda la vida, pero ahora todo es de forma diferente. Tal vez lo que nos falta es lo antes referido, el acto de rebeldía, ese acto de miedo o de revuelta de Caín ante su destino que, sin embargo, asume. Ya no creemos ni en la revolución, ni en la democracia, ni en la tribu, ni en nada. Estamos solos con nuestra propia soledad. Quizá nunca la soledad fue tan evidente como en nuestra época, cuando vivimos en grandes ciudades y tomamos el metro junto a miles de personas, pero cada cual atiende solo a su teléfono multifunciones. Cibernética soledad.
Tal vez por ello hay que leer este libro, el personaje que deambula por sus páginas es un reflejo de lo que somos, y esto es lo que une el relato a una luenga tradición, la de la literatura como espejo. Mientras, no es baladí, el título nos brinda la existencia de alguna esperanza pese a todo, aunque sea una esperanza cibernética.   

Capplannetta escribe para sobrevivir

Posted on 4:36


Capplannetta escribe para sobrevivir a los designios que la naturaleza nos tiene acostumbrados. Familias que se separan por causas implícitas en las personalidades carentes de amor, sin clara evocación a la unión como sustancia salvadora de todo peligro que conduzca a la atomización. Hombres simples con mujeres con demasiado carisma, mujeres proscritas de su personalidad y enfrascadas ante maridos machistas que viven bajo el yugo del alcohol y sólo creen en la efectividad del golpe, del agravio beligerante ante un público de confianza. Someten éstos a la mujer o al hombre y lo reemplazan por una persona sin sí y sin no, sin voz alta, sin puño en alto, con miedo atroz. Capplannetta escribe para sobrevivir ante la posibilidad del yo soy más que tú, Capplannetta escribe para sobrevivir al tedio, a la angustia, a la soledad, a la ansiedad, al desconsuelo. Es un pan que come él sólo, es un grito que no se ha escuchado en ningún lugar, es un guacamayo en grisalla, es un apropósito desnudo, es un desprovisto de miedo, el miedo es un lastre. La mujer con miedo merece refugio y justicia materna, el hombre con miedo que elija él si quiere su soledad o el escarnio deliberado. Hay personas que viven endiosados hacia la crueldad y el cobarde aplauso de su solitario ego malvado, ¿dónde nace la maldad de estos seres? Seguramente de la maldad de otros. La sombra de Caín tiene una protección en la frente, marca una equis en tu juego y verás la fecundidad del mal implantar su sabor de hiel y leche putrefacta. Capplannetta huye del injusto andamiaje de frases hechas para componer él su propio léxico en poemas de métrica y café salpicado. Capplannetta quiere un pedazo de paz con unos filetes de tranquilidad en la despensa limpia de su día a día. Si creen que se nutre de tarántulas y de telarañas de avaro, es que no lo han visto nadar entre el amor a miles de kilómetros.