Capplannetta y la sociedad de hoy

Posted on 1:08


Seguramente os habéis dado por aludidos cientos de veces en los temas que ahora propongo, pero en este tema, en especial este, este en particular, es parte de nuestro día a día y os tiene que sonar a parte de la cotidianidad a la que esta sociedad nos tiene (mal) acostumbrados. En primer lugar diré que esa felicidad que anuncian en las televisiones, esa alegría de la que goza esa gente esbelta, guapa, bien vestida, con dentadura perfecta, esa gente feliz partícipes de una sociedad multicolor, de una sociedad donde no hay problemas, donde todo es fantástico y maravilloso, esa sociedad no existe, y ustedes eso ya lo saben y lo sabían desde hace tiempo, qué digo, desde que el mundo es mundo es así, esa sociedad no existe. Vayamos por partes, te venden el hecho de ser feliz para venderte un producto, ese producto por el anuncio que televisan es elitista, inalcanzable, marginador, excluyente y sobre todo es esencial para tu felicidad. Te miras al espejo, comparas, razonas, te ves con hipoteca, hipoteca que ya te la ofrecieron para ser feliz con una vivienda en propiedad, tienes préstamos que pagar porque vas en busca y a toda costa de esa felicidad que no existe, te sientes marginado, excluido de la sociedad, te sientes un nadie, porque ya no recurres a nada que pueda interesarte aparte de la televisión porque no tienes aspiraciones, motivaciones, ilusiones, ganas de luchar, y además no llegas a fin de mes. Te adoctrinan para que vivas una rutina en la que lo único que interesa es que compres (esto que digo es obvio) y al comprar no hay felicidad, no hay sonrisas atractivas, no hay nada, ni sociedad hay, vivimos acomplejados por esta sociedad de mentiras atrayentes dictadas por los mercados y el gran capital. Eres obeso, fumas mucho, tienes mal la dentadura, los únicos placeres son comer y beber, también dormir, aunque el que más es atiborrarte de buena pitanza, luego dices: -Estoy gordo. Creo que no vamos bien. Los políticos, ahí los ves, lucha por los poderes. Las instituciones elitistas, después de que la mayoría son estirpe de bambolla, los medios acuden al despertar de cielos que se encienden entre las mayorías y los ciudadanos de segunda clase, está el homosexual comprometido que tiene un programa de radio para la lucha del estigma del colectivo LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), este tipo solamente lleva a su programa a gente del colectivo y reivindica igualdad para todos, y después ve un tipo con barriga y sin afeitar y lo llama LOSER, es una sociedad hipócrita, en todos los aspectos que esta tiene. Por eso, hagan una vida lo más loser posible, no compren, coman en casa, o si no, en el bar de la esquina, beban si tienen que beber, coman si les gusta comer, y disfruten de esta vida de víctimas de los espejos. Y la gente que hable, ¡qué sabe nadie!

0 Response to "Capplannetta y la sociedad de hoy"