Capplannetta y la sangre caliente

Posted on 6:23


Con lo arrebatadora que eras todos los días, dos horas, en la suerte de Likes allá en las redes sociales. Y ahora andas sonámbula propagando spam allá en los correos no deseados. Te lucías con tu prisa vegetal en los relojes, eras guacamayo, aurora y semilla, siempre aniquilando voces con tu no maltrecho, te vestías con sedas brillantes, con oropeles manchados de nicotina decorabas tu casa, te reías de las cadenas de los esclavos del planeta, propiciabas el regreso al amanecer, ya no hay porqué mirarte, te pusiste gorda de los barbitúricos que tomabas, antes tenías cuerpo atlético, eras escultura, qué bella eras, con esos ojos grandes como lunas con eclipse de planetas pequeños, te ahogabas en té todos los días,  no salías a la calle sin tus gotas de Chanel número cinco, qué elegante ibas siempre, yo te pregunté: -¿Te vienes a una boite? Tú dijiste que qué era eso, yo te contesté: -La gente normal lo llama discoteca, tú contéstate que no, que eran sórdidas e iba todo el mundo ebrio. Yo te miré, tú me miraste, y dijiste: -¿Y ahora qué? Y te di un beso en tu boca, pura sangre caliente. Sus labios carnosos eran un ardiente tacto de sangre, me pregunto ahora qué corazón de fuego tendrá esta mujer, le mando señales a través de esta web/blog, le recuerdo nuestras canciones cuando hablábamos en otro tiempo, soy como un satélite que le concede la señal de que parten los te quieros, le escribo historias no vividas por nosotros, como cuando le dije: -Tus besos con sabor a indio, indio que es todo sabor. Pero ella ahora es spam que se lleva el desprecio, anda disuelta en hilos láser y partículas de luz por todo el Internet, su nebulosa de pensamientos es como un paradigma inventado para ir a la deriva por el multiverso Pangea, el Píxel es una micra de color y luz que le gusta mirar y le atrae. Porque le atrae lo bello, lo que hace pareja con la armonía, aunque ella es arisca, yo también lo soy, por eso no funcionamos como pareja, no teníamos demasiadas cosas en común también, eso, y el poco sentido común de ambos, diferentes hemisferios, como la cara y la cruz de una moneda, diferentes maneras de vivir, distintas culturas, el amor es así, brota como la sangre caliente, brota como la flor del tallo, brota como en la espiga el grano. 

0 Response to "Capplannetta y la sangre caliente"