Capplannetta y el matrimonio feliz

Posted on 13:41

El otro día reflexionaba sobre la soledad y el matrimonio, y llegué a la conclusión de que la soledad es triste, aunque más triste es la soledad en matrimonio con hijos. Es triste que sólo te quieran porque los mantienes sin decir reproche alguno, incluso los hay quienes se casan por la viudez, ya sea por parte del marido en caso femenino y la mujer en el caso masculino. Cuando hay mal ambiente en el hogar y los hijos se ponen de parte de la madre por temor, o por sintonía con la madre, quizá sea al revés, mujeres solas en contraposición con el marido e hijos a los que les gusta el fútbol, el mismo equipo, y además esta gentuza que son socios de un equipo y tienen a la mujer sumisa y sometida al marido. Con lo feliz que se es viviendo en matrimonio. El matrimonio es pura felicidad, follas cuando quieres, la mujer siempre te tiene preparado desayuno, almuerzo, merienda y cena. Qué felicidad. Luego está el tema de los hijos. El orgullo de padre es un sentimiento tan grande que los que no tienen hijos no saben lo que se pierden. Cuando te sale un hijo que es un genio, pero no da palo al agua, antes por lo menos iba al instituto pero ahora con el coronavirus es que tiene más suerte que un chino en las tragaperras. La armonía familiar. Te casas, tienes hijos, eres feliz, cuando se cansa de ti se divorcia, se queda con el piso y después mete a otro tipo en el piso al que tus hijos le dicen papá. Qué felices son los casados. Son felices porque lo mejor viene cuando llegan las vacaciones, descansas tú, pero ella cocina, lava la ropa, hace las labores del hogar, ¿qué mierda de vacaciones son esas? Me dirán soberbio, pero no hay nada comparable a la felicidad del matrimonio. El matrimonio es vida, joder. 

0 Response to "Capplannetta y el matrimonio feliz"