Capplannetta on the pride day

Posted on 10:45

Muchas cosas se han escrito sobre el enfoque que le dan a la belleza los homosexuales. Considero que, como en todo, nunca hay que generalizar, ni tampoco confundir el aspecto personal con la vertiente artística que éste ó ésta pueda tener, ya sea homosexual, lesbiana o heterosexual. También los heterosexuales somos padres y madres de belleza engendrada desde perspectivas distintas, cada cual la suya. La belleza es subjetiva, la belleza es efímera, y la belleza también tiene su relatividad. No confundamos género con creatividad, no confundamos creatividad con el acto de acostarse en la cama. Hay muchos armarios todavía por abrirse, y el abrirse lleva implícito la decisión de cada persona, hay que respetar esa decisión por muy evidente que ésta sea. No se debe forzar la situación de la gente, por muy mal que le parezca a todos aquellos que sí han salido de ese armario, que no olvidemos, tiene su germen en una sociedad totalitaria, reprimida y opresora, es decir, un fascismo, ya sea éste en cubierta o a pecho desnudo. Debemos tratar a todas las decisiones sexuales como algo respetable dentro de lo que nos enseña la vida, y no la familia, pues ésta puede tener criterios poco condescendientes, o que aplican una opinión diferente a cómo vemos ahora la homosexualidad. A mi parecer es necesario que se inculque cierta igualdad desde las escuelas, aunque las mentes opacas quieran catalogarlo de adoctrinamiento, dejen ser personas a los demás, basta de monstruos en el armario, ni demonizar ni sacralizar la vertiente homosexual, y al cortito de miras, basta de prejuicios y de contradictorios planteamientos, no todo el mundo es homófobo, ni todo el mundo tiene una percepción acertada, eso hay que vivirlo, ni yo, que soy heterosexual puedo acertar en el análisis, aunque tenga mi parte femenina, ninguno de los que tenemos opinión de idea relativista frente a la belleza la tenemos porque tenemos boca, la belleza, repito, está en el fondo y no en la forma. 

Capplannetta y Sevilla

Posted on 17:16

Llevo con gran orgullo mis raíces andaluzas, pero sobre todo el haber visto Sevilla. Sevilla City para el movimiento Hip Hop, ya que dicen que es la capital (Sevilla) del movimiento. Porque Sevilla no es sólo la Semana Santa, las tascas de tapas y la feria de abril. Sevilla es una ciudad bellísima, de las más bonitas de Europa. No sólo también por su folclore, sus monumentos y su belleza andaluza, Sevilla es para mí misterio, embrujo, misticismo, arte y pasión, y sentimiento. Grandes pintores, poetas y gente ilustre anduvo por sus calles. No sólo tiene encerrada las vísceras del mundo tropical, ya que, solamente he conocido dos ciudades con magia, Sevilla la una, y Lima la otra. Hay que vivir las ciudades desde sus amaneceres, desde sus madrugadas y desde sus auroras y crepúsculos. En Sevilla conocí la picaresca, en Barcelona también, y en Lima también, en Madrid conocí el mundo oscuro del vicio y los antros cochambrosos. Andar por la calle Sierpes es toda una experiencia, y ver la Giralda desde la plaza de España es algo bonito, pero el barrio de Triana es algo con duende y fundamento que hace ver de Sevilla la quinta esencia de la antigua Andalucía, es como visitar el viejo Callao, o la taberna Santiago Queirolo en Lima. Vuelvo a repetir que Sevilla City es la capital del movimiento Hip Hop porque han salido de ahí muchos MC’s y productores buenos, y en el mundo del flamenco está el octogenario cantaor payo de Villanueva del Ariscal, Márquez “El Zapatero”. Gran cantaor sabio y sevillano. Algo bello en Sevilla es un paseo en coche de caballos y contemplar por la giralda parte de la idiosincrasia sevillana que son sus blancas palomas. Sevilla es universal, y una ciudad digna de ver. 

Capplannetta y la lectura digital

Posted on 15:41

Muchas veces se nos hace la pregunta del millón: ¿libro impreso o ebook? Y mi respuesta a veces es la misma, salvo los libros que consumo por mensajería prefiero los ebooks, aunque casi siempre el catálogo de ebooks sea menos amplio que el del libro impreso, siempre habrá público para el libro en papel, es de gran satisfacción leer un libro impreso, éste, no tiene que recargarse, además (repito) el catálogo es infinitamente superior al del libro electrónico, por muchas razones, la primera, es la demanda, la segunda, Internet no está todavía muy generalizada, mis editores prefieren el libro en papel, después, si tiene éxito en papel impreso, recurren al libro electrónico en formato EPUB. Yo tengo una amplia biblioteca de libros en PDF y en EPUB; son más baratos, además del hecho de que haces una compra inmediata, ese creo yo que es el handicap de la lectura moderna. Por ejemplo, llevo buscando hace tiempo Guía de Mongolia de Svetislav Basara, y en ebook es imposible encontrarlo, aunque en papel impreso está en casi todas las librerías, ocurre lo mismo con mi novela Cibernétic@ Esperanza en la editorial Avant. Es una editorial pequeña, pero por 16’95€ te lo envían a casa si lo compras a través de la editorial, si lo solicitas en una librería tarda unos días, pero esto es normal, en stock no suelen tener a autores desconocidos. En fin, que la lectura en papel impreso no debe desaparecer, al menos no debemos dejar que esto sea posible, es un gran invento el formato libro, es como muchos, qué digo, la gran mayoría ha comenzado así su afición como lector, y en esto influyen todos los géneros, porque es un honor tener publicado un libro en ebook hoy día, disfruten leyendo. 

Capplannetta planta un árbol

Posted on 14:03

Hoy he plantado un árbol, espero que crezca y eche raíces, al contrario que mi persona, pero basta de victimizarme. Hace unos días escribí que mi madre y mi padre me daban palizas, y como es normal, les dolió mucho que yo escribiera eso. Las palizas de mi madre eran con una zapatilla de las cuales reía; sí, reía. Y mi padre, mi buen padre, que yo recuerde me habrá pegado dos veces a lo sumo, es verdad que se cabreaba conmigo por las divisiones, pero el escrito les dolió mucho. Yo el escrito no lo he retirado, consejo que me dio mi hermano, y tengo un amigo que me dijo que era bonito, que no era para alarmarse tanto. Escribir sobre seres queridos trae esos problemas, a veces he pensado en dejar la literatura, sólo leer, pero es algo que necesito, esto me recuerda a una escena de Woody Allen. Hoy he plantado un árbol, sería bonito que me enterraran junto a él. El árbol se llama Lo Siento, y quizá sirva para que me entierren o para subirme a él cuando sea gigante y frondoso, y tirarme desde su copa. Me fustigo por haber creado esta polémica por un escrito sin importancia. Muchas palizas he merecido y nunca me las dieron, no he sido buen hijo, tampoco he sido buen marido, y seguramente no tenga hijos por el hecho de que no seré buen padre. Mi amigo me daba ánimos y bromeaba con que escribiera una novela sobre mi padre y así me podía hacer un mito, como el caso de Joe Orton y sus comedias negras, y añadía: -Y que te asesine tu padre a martillazos. Yo me reía; no, no quiero ser un mito en esas oscuras circunstancias. Prefiero plantar un frondoso Lo Siento, y que lo vean crecer mis padres en sus paseos. Quizá una tarde lo vean y se digan: -Mira niña, nuestro Lo Siento, vamos a tocarlo para que nos trasmita fuerza, pero mis padres no son hippies, y no quiero mentir al lector con relámpagos de linterna. Me gustaría que aceptaran mi Lo Siento y que no dieran importancia al que escribe en soledad, la soledad de un árbol inmóvil. La soledad de alguien que agradece la ternura de mis maravillosos padres, Lo Siento. 

9º Número de la revista literaria Nevando en la Guinea.pdf

Posted on 13:16


Cuaderno de píxel.pdf

Posted on 11:08


Capplannetta y la vida triste

Posted on 16:10

Nos recoge la alegría como tránsito de escoba al que se adhieren las pelusas, y no somos conscientes de que somos febles, de que ésta vida acaba, se rompe, mientras en soledad cogemos los pedazos de sombras y tragos amargos. La vida nos contempla ausente y frecuente de esperanzas, en nuestros aniversarios y festividades consumimos todo el néctar de paz que el tiempo nos deje tragar, por eso el suicidio es una prisa por abandonar la feria y el tinglado, no nos damos cuenta de que la tristeza se resquebraja como el hielo, y andamos de puntillas por el miedo, mientras nos perdonamos la vida cada minuto. Puede que esta hora sea un lamento sólido pero cuando ésta nos pase se levantan orgasmos por el esqueleto, que es nuestra estructura que pisa. Caminamos, hacemos el milagro de sentirnos vivos otra vez más, mientras la muerte que, esclava del misterio, acudimos a ella, y un día morimos, y mientras morimos nacemos y nacemos al mundo, entre sorpresas y destinos acumulamos rabia, los unos contra otros, y todo muere sin esperarse, y caminamos hoy juntos y en el último suspiro, brindará la soledad su vinagre añejo, y distrae el azul primero, lo demás no importa, nos perdonamos porque el aliento se nos apaga, y por el ombligo de Dios nos late el pulso, qué ceguera maravillosa madre hasta perderla en la inocencia que se difumina, crecemos, sudamos el pan, y la derrota con su cara sucia nos achica el ego, el envoltorio.

Capplannetta en el jardín botánico

Posted on 6:44

Llegado a este punto, arribado a la panoplia de magnolios que flores comentan, ahora te digo porque tú sabes porqué, te digo que siempre has visto mi longitud de miras, que sabías porqué lloran los abedules a nuestro paso, que me digan que vengo de centenarios olivos, y tú sabes porqué, que los olmos se nutran de lo sagrado de mi empatía, que tercos son los cipreses con su fruto inútil, más inútil que las agujas de los pinos que repliegan el bosque, de olores nuevos que tú sabes porqué, con sus piñas hacemos unas brasas perfectas y nos comemos la carne como pájaros del monte. Yo creo que no sabías y tú sabes porqué, que la cuneta está repleta de encinas y duros robles, me dirás que no californique en las ramas de la inapetencia, y tú sabes porqué, no pienso ir más a comer del madroño, tampoco del laurel desolado. No pienso más volver al otoño cuando el castaño se despide de sus amargas sustancias, yo quiero acucurrarme entre la hojarasca ocre como un alcornoque al que desnudan, y esperar a los abetos frondosos y perfumados. Lo sé, porque el ciruelo y el almendro saben también porqué. Que no me digan pinchauvas o que estoy en la parra, que no me hablen de orugas en celo, ni de nísperos secos delante de naranjos escrupulosos, no digo que no me asuste el baobab, y que me atraiga tanto, tantísimo, el legado de ébano que me da miedo conocer. Pues me atreví a acercarme al mango y me gustó tanto su sabor, que tú sabes porqué. No quiero que me entierren bajo un platanero, enterrarme en los cerezos en primavera. Yugo para la acacia rendida a mis pies, no quiero que vaya a la higuera ni de higos a brevas, y tú sabes porqué. 

Capplannetta y la psiquiatría moderna

Posted on 17:00

Se habla poco de la psiquiatría moderna, tal vez por puro tabú, lo que sí es cierto es que ha avanzado muchísimo desde cuando a los enfermos les practicaban descargas de electro shock, o también había baños medicinales pero esto se remonta muy lejos, de lejos hasta que aparecieron Jung, Freud, y Lacan, los padres del psicoanálisis. El psicoanálisis es una buena terapia, aunque la efectiva es mediante medicación psiquiátrica. La psiquiatría se basa en contrarrestar la enfermedad usando filtros que te repelen efectos adversos que puedas tener en el proceso curativo, pero ocurre algo importante, y es que la psiquiatría es lenta (como la justicia en España) y es lenta porque tienes que dar pautas al paciente y éste proceso es muy lento, ya que es como un coche roto en el que vas descartando problemas hasta dar con el problema en cuestión, parece fácil, pero es una lucha permanente, sobre todo para el paciente. Por esa razón hay gente que no quiere ir al psiquiatra o simplemente no se quiere medicar. También por los efectos secundarios. En psiquiatría dicen que es problema el entorno en el que vive esta persona, aunque éste no es mi caso. Yo, después de haber estado en tratamiento durante algunos años, ahora estoy probando y descartando medicación para ver si doy con la clave, y esto resulta agotador. En fin, si quieren un consejo es que sigan la pauta prescrita por el médico, porque automedicarse trae problemas a medio plazo, puedes entrar en crisis o en lapsus de gran espacio de tiempo debido a que no has seguido la pauta prescrita por tu doctor o doctora. Yo sé lo que es sentirse bien, y por motivos que no diré, he dejado la medicación varías veces, ahora me toca dar con la tecla...Esperanza. 

Capplannetta y la alegría

Posted on 14:42

El agua de la alegría es plena en las familias buenas y un chapoteo de un niño Dios con hierbabuena en la sopa. Poliéster, franela entre las costuras de un camisón, donde frecuentan la risa de las pequeñas dichas en la sombra del bosque azul donde canta el rossinyol, la mañana respira de sol a viva voz, de sol que hace girar a la tierra, y el firmamento es la paz preñada de luz y crisol. El agua es rumor de alegría descubierta en el jardín con rocío donde embelesa la flor, la alegría es una paella los domingos, es una siesta al mediodía, la alegría se  resuelve entre las cosas sencillas, una candela con patatas y chicharrón, son como pelusa que crece en la vida de alegría de lo grande del corazón, y el papel de colores mudo en el anfibio tornasol, la alegría es la libertad grande del cimarrón, cándida luz de niños que despiertan, si estás acostumbrada que se queden sin corazón hombres como yo; la alegría es una secreta delicia en las entrañas del mundo interior, es un cielo en la noche esbelta donde el grillo en su son llama a la hembra tocando el violón. La naturaleza baila la canción de la vida y la culmina de amor en acción, cuando animales y hombres alimentan la historia inmensa del amor, amor, amor sin cuestión, esa es la alegría perfecta de entre guasas de muchachas risueñas, y hembras con un pícaro picaflor. Es la alegría perfecta del que vive y también del vividor. Es la alegría que despierta amplia como una boca que encuentra la verdad del pescador. Es la alegría dispuesta de par en par como dos zapatillas al pie de la cama y del colchón, la gran verdad de la vida es la alegría. Y el que no sueña no tendrá alegría, alegría es comer, beber, dormir, gemir, gozar. La alegría es vivir, emocionarse, sentir, ver, palpar, la alegría es una repetida canción. 

Capplannetta y el castigo

Posted on 10:46

Cuando era adolescente y llegaba tarde a casa mi madre me dejaba en la escalera del rellano como castigo, o sí venía tarde mucho antes que mi padre saliera del trabajo me dejaba en la escalera hasta que él me viera y me diera una paliza. Recuerdo las palizas de mi madre, aunque mucho más las que me daba mi padre, me estremecían hasta el sistema nervioso y me daban calambres en las piernas, me pegaba muy fuerte en la cabeza. También cuando me ponía con él a repasar las cuentas me gritaba, me decía: -¿cómo te ponen de deberes divisiones si no sabes ni multiplicar? Y yo no se lo he dicho nunca, pero yo no quería saber dividir, yo lo que quería es jugar a cosmonauta con mi casco de ciclista y soñar. Mi padre me gritaba (repito) y se desquiciaba explicándome las divisiones, pero yo no le hacía ni caso, había calculadoras y a mí no me gustaba pensar en cifras, yo lo que deseaba es que se bebiera el café y se fuera a la fábrica hasta las diez y media de la noche, ahora lo veo y siento pena, porque ahora soy yo el que le enseña cosas de informática. Mi padre es un buen hombre, antes se cabreaba más conmigo, ahora es un anciano aunque no lo aparenta. Si viviera conmigo le enseñaría todo lo que sé sobre ordenadores, no es gran cosa, pero ahora soy yo el que le grita, cuando me trae víveres a mi casa y me pregunta algo trato de explicarle y le digo: -No papá, esto no es así, el sistema operativo no es el programa ni la aplicación, el sistema operativo es todo el software general que se debe actualizar. Todo esto que acabo de decir se le crea un galimatías y el pobre se hace un lío, y me veo a mí mismo aprendiendo a dividir y dándome voces, y a veces se me escapa una cachetada y me dan calambres en las piernas, pero no, siento una gran ternura, y lo acaricio, y le digo: -Gracias papá, por regalarme tu tiempo para que no aprendiera a dividir. Lo siento. 

Capplannetta y la musiqueta

Posted on 11:55

El otro día tenía puesto la música un pelín alta, sin auriculares, tenía puesto Emancipación-Instrumental de Osvaldo Pugliese, la música era un excelente bandoneón, y la siguiente canción era Goldberg Variations, BWV 988-Aria del gran Johann Sebastian Bach interpretado por Glenn Gould, y en el momento que iba a cambiarse de una canción a otra, dice el vecino: -Vaya, el vecino, un momento se cree en España y en otro es argentino, las Variaciones Goldberg tienen una cosa, y es que son pura armonía sensible y son tan lentas que son poco perceptibles al oído, por esa razón tenía la música alta, las Variaciones Goldberg se crearon como un encargo por el conde Herman Carl Von Keyserlingk de Dresde y que había sido fundamental para que el clavicordista de su corte Johann Gottlieb Goldberg, que era un buen alumno de Bach, se las ofreciera al conde, ya que éste padecía de insomnio y con ellas dormía, y el conde quedó tan agradecido que le ofreció a Bach una copa de oro que contenía un centenar de Luises de oro, o sea, el sueldo de un año de un cantor de Dresde. Cuando acabaron las Variaciones Goldberg el vecino dice: -Me da miedo el vecino, ahora se cree Hannibal Lecter en El Silencio de los corderos, en fin, la gente, que tiene poca sensibilidad musical, o ninguna, el caso es que no suelo ir escuchando las proclamas vecinales, prefiero ser argentino a veces, otras español, y otras alemán, como Bach. 

Capplannetta y el poeta camarada

Posted on 11:02

Escuchando la Samba Da Bençāo de Vinicius de Moraes me hace entrar en un momento de paz, ya que Vinicius de Moraes, el gran creador de Garota de Ipanema, es un excelente creador de canciones. Ha ganado mucho dinero en vida, y supongo que ahora lo harán sus herederos. Es un tema con mucha fama en todo el mundo, y aún más en Estados Unidos, ya que ha sido versionado por Frank Sinatra, y otros tantos más. Me ocurre la misma cosa con el viejo Bob Dylan, todo un gran creador de canciones muy versionado. Dylan tiene un tema llamado The Man in Me que es la banda sonora del film de los hermanos Cohen, The big Lebowski y es una  comedia excelente, el Nota, ese personaje al que amas nada más verle entrar en la historia donde se le presenta como a un perdedor. Sin duda, siempre hay un buen creador de canciones, aquí en España hay varios, pero dos de ellos son Joaquin Sabina y Joan Manel Serrat, también hay otros tantos, pero para considerarlos poetas basta con introducirse en su música. Otro creador de canciones brasileño es Caetano Veloso y también su hermana María Bethania, tienen un vídeo en YouTube que se llama Foguete, y es un tema encantador. Todos estos escultores de la canción son siempre camaradas de poetas y del gran público que los quiere y los admira. Escuchen música, vean cine, pero también lean. 

Capplannetta habla de cuando le den el Cervantes

Posted on 6:15

Cuando me den el Cervantes se lo dedicaré íntegramente a mis padres, por su sacrificio absoluto. Mi discurso se centrará en la locura de Alonso Quijano, y el porqué se enferma leyendo libros de caballería. Seguramente me concederá el premio la reina Leonor, eso, sin despreciar a su padre, que ya habrá abdicado. Las bases del discurso irán enfocadas a la locura y al porqué a los locos les da la manía de luchar contra las injusticias del mundo, como es el hecho de Don Quijote. Cuando me den el Cervantes liquidaré la hipoteca que me concedió el banco, y con lo que me sobre quiero hacer una fiesta, una fiesta en Torre- Romeu, entrarán todos aquellos que se portaron bien conmigo viviendo aquí. No piensen ustedes que pretendo ir de poeta loco, yo quiero ser un escritor oculto, y por eso cuando me den el premio Cervantes lo recogeré con una bolsa del McDonalds en la cabeza, como Thomas Pynchon en los Simpsons, pero yo  seré más sofisticado, si se me permite el término. Iré con una escafandra de cosmonauta. Lo tengo todo en mi cabeza. Me preguntarán los periodistas: -Señor Capplannetta ¿porqué se pone una escafandra de cosmonauta? Y yo les diré con mucha farfolla: -Por cuestión de protocolo ante la reina. Tengo pensado ponerme en el casco una entrada de micrófono y que ésta la conecten al salón de actos de la Universidad de Alcalá de Henares, está todo calculado. 

Capplannetta se pregunta: ¿qué es la felicidad?

Posted on 18:15

Me hago la misma pregunta algunas veces, y concluyo diciéndome que no crea a aquellos que dicen que son felices, porque veamos, ¿qué es la felicidad? Tengo un amigo que dice que la felicidad es la zanahoria por la que corren los caballos de carreras y los jinetes son los altos jerarcas, los que apuestan por un caballo ganador son los mercados y que el hipódromo es el país. Puede que tenga razón, otros dicen que es un invento de la televisión. La gente de este país cada vez es más escéptica respecto a la felicidad, los hay quienes presumen de familia y de paso felicidad, y están trabajando ocho horas por un sueldo precario. Y para algunos ni eso, los hay quienes se tienen que conformar de vivir de una pensión mínima para poder comer. La felicidad es según el mundo que tú te crees, puede ser un mundo agradable o tristón, pero la felicidad es cuestión de momentos, para algunos la felicidad es reírse del mal ajeno, éstos son menos felices que ninguno, luego están los asiduos a bares, tascas y tabernas donde felicidad consiste en agarrarse un pedo. Yo no creo en la felicidad, y no es que sea desgraciado, pero he optado por vivir a mi manera y yo soy así un poquito feliz, que no todo, eso no existe, solamente son felices los niños especiales, y éstos lo son por muy poca cosa. Ser un poquito feliz conlleva s vivir como uno quiere y a veces a cómo te dejen vivir, que hoy en día es un proceso delicado, ser feliz. 

Capplannetta alucinando

Posted on 16:20

He tenido que borrar textos que me consolaban y creía que eran ideales para publicar, y después los he tenido que ir rectificando, no todo vale. Como palabras de plomo que caen a mares profundos y luego se deben de disimular con cierta voz susurrante. Es mejor no escribir triste, enfadado o acondicionado por la ira, también es aburrido reiterar en la soledad, pero hablar de política guardando las formas también es tedioso y cansado. Pienso, sinceramente lo digo, que la vida es algo alucinante y preocuparse por lo que pueda ocurrirte en un futuro, es algo que no tiene ningún sentido, y cada cual le da su propia significación. Es nefasto redundar y redundar para caer en debilidades que la vida te pueda deparar. El odio no es bueno. El odio es un verdugo que te mata con tus propias manos. En el mundo de la vida alucinante no tienen cabida ni la reiteración ni el resentimiento. La vida alucinante es escuchar la voz de tus padres al regreso de un paseo, en la vida alucinante no existen las drogas, aunque sí el sexo, ya sea onírico o a flor de piel. En la vida alucinante las aguas de la verdad no se interrumpen y caen en cascada leve donde, como peces anfibios, nos metemos y nadamos en efímeras plegarias que sabemos que no nos sirven, pero ahí están, las plegarias de nuestros corazones mortales y penitentes. En la vida alucinante seguimos el rumbo de nuestros sueños, para que tengan forma ahí en la idea que nos haga libres y no en el mundo de las estratagemas y de las fachadas como escalones hacia el éxito, en la vida alucinante sabemos cuál es el verdadero camino, sabemos que mejor menos y de calidad, que promesas y milongas todas precarias y pobres en convencimiento. En la vida alucinante sabemos que el problema está en manos del poder equivocado y que el poder equivocado es el verdadero problema. Estas son las cosas que caminan con los pies en la vida alucinante, son tan evidentes que a veces vemos cómo incluso sobrevuelan por nuestras cabezas de astros azules, nos peregrinan la buena voluntad todas esas cosas bellas que hacen de nuestras vidas una verdadera vida alucinante. Vida alucinante donde existe un mundo al revés, la utopía se hace realidad, en la vida alucinante las artes son un bálsamo que nos cura. 

El Bembé

Posted on 16:03

Es un estigma en la memoria europea el haber esclavizado y torturado a millones de africanos, pero aún más el estigma es más profundo y arraigado para la comunidad afrodescendiente. En el Caribe y en América Latina los españoles, en Brasil los portugueses y en las Antillas y América del Norte franceses e ingleses. Es de cajón recordar el significado de la impronta que dejaron los europeos en cada grupo de esclavos africanos como los apellidos del patrón, caporal o mayoral, odio decir que fueron amos, nadie es amo de nadie, pero sí fueron jefes que les hacían trabajar a éstos esclavos comprados a un precio no muy elevado a cambio de nada, porque es conocido que éstos esclavos se alimentaban de los despojos de las reses sacrificadas y bebían el agua que se les daba a las bestias. Y digo bien, bestias, que es como trataban a la comunidad negra esclavizada. Es un estigma para la memoria mundial el que estas personas trabajaran de sol a sol a cambio de las miserias del patrón y su familia, ¿y qué dejaron ellos como huella hereditaria para la civilización de occidente? 
En Cuba y Brasil se hacía una fiesta religiosa llamada el bembé, de ahí han salido músicas como el guaguancó, la guaracha, la salsa, esto en Cuba y Puerto Rico, y en Brasil el africanismo dio lugar al tropicalismo que dio músicas como la samba y la bossa-nova, y danzas como la Capoeira. No hay que el olvidar en el norte de América por el río Mississippi salieron músicas como el jazz en Nueva Orleans, y el Blues en estados sureños como Alabama y Texas, de ahí fueron evolucionando hasta llegar a lo que es hoy día el RockandRoll por mediación también del Country y la música folk, que ésta era propia de blancos. También han evolucionado las músicas negras en Estados Unidos, como el Rap, Funky, y el Soul y se han globalizado por todo el mundo. Todas provenientes de la religiosidad como el Gospel. También en Venezuela se encuentra música como el Arrullo, son unas nanas que las madres esclavas africanas cantaban a sus hijos a modo de susurros. También Perú, emparejada con el vals peruano se encuentra el negroide, que es una fusión de tambores y cajas peruanas. Y esto es una mínima parte del tesoro otorgado a la humanidad a cambio de sufrimiento.

En esta fotografía muestro la puerta del no retorno, está en Senegal (África) que es de donde salían los esclavos para ser esclavizados y vendidos, tiene un aspecto tétrico y es un monumento histórico lamentable, yo como europeo siento vergüenza ajena. He intentado recrearla a mi manera haciendo un llamamiento en contra del racismo que sea, de la índole que sea, es una fatalidad y una sombra oscura del pasado. 

Capplannetta y la siderurgia

Posted on 17:09

Nunca he hablado de cuando trabajé durante un año en Unidad Hermética, fábrica donde también trabajó mi padre, y ahora está apunto de extinguirse. Cuando empecé a trabajar en Unidad Hermética todo me parecía nuevo, a mi casa llevaba regalos, iba bien económicamente, tenía mi novia, y fue ahí donde empezó mi interés por la cultura y las bellas artes. Tenía una moto vieja y luego me compré una nueva, o sea, que mi vida estaba estable. O eso creía yo, luego, a partir de cuando me echaron yo entré en crisis existencial, no era justo. Echaron a uno de cada sección, para subir la producción, los sindicatos de la fábrica no hicieron nada, solamente mi padre estuvo a punto de que me readmitieran por eso, porque era mi padre, estaban muy contentos con él, así le dijeron, pero a su hijo si llegamos a saber que es usted el padre no lo hubiéramos echado. Mi padre no supo qué decir, pues para mí fue el punto y final de cinco años cotizando a la Seguridad Social y sin contar tiempos que trabajé sin asegurar. Ahí me finiquitaron y pasé a cobrar por baja laboral, yo entré en crisis psiquiátrica y después ya entré en la nada más absoluta. Muchos me decían qué suerte, cobrar sin trabajar, pero esa era la gran secuela de mi vida que me hizo ser un hombre derrotado y desde entonces he ido como un barco velero, levitando con mi vértigo impoluto. Desde ahí he dejado mi tristeza como ropa sucia por lavar, esperando un porvenir que no viene nunca, como diría Ángel González. Todo como en una tragedia griega, o un versículo de la Biblia, he topado con mi propia desgracia, aunque yo no soy un desgraciado, yo, lo que he sido de veras es un inocentón. Siempre me ha gustado que se rían mis amigos, y algunos se han reído a base de bien. De orfandad no puedo hablar, al menos todavía, y de hermanos malos, tampoco puedo hablar, mi vida no es una novela de Charles Dickens, tampoco un Lázaro de Tormes, mi vida consta de una ala rota en primavera, cuando la naturaleza está más viva. Un día he de salvarme de ésta temprana derrota, leyendo a mi manera, escribiendo haciéndolo como si hablara conmigo mismo, que es como quién espera hablar con Dios un día, como Antonio Machado dijo. Hoy en día el único poeta que merece la pena es Juan Carlos Mestre, sus dibujos son como un Lorca a colores, y he visto que hace esculturas, qué tío, también me gusta más Antonio Gamoneda, y Luis García Montero. Son buenos estos tres. 
Cuando trabajaba en la siderurgia me pusieron con un catalán que se tiraba pedos, olían a huevo podrido, hijo de puta, qué falta de educación, luego dicen que somos los andaluces los mal educados y mal hablados, a mí me tocó con un catalán guarro. Me daban ganas de coger la bobina y estampársela en la cabeza, entonces me hubieran echado antes. Entonces si hubiesen tenido motivos, qué asco. Me jodieron la vida. No me querían, me tenían como a un comodín, de un lado a otro como un panoli, pero bueno, la vida ha sido buena conmigo.

Capplannetta sin sentido

Posted on 17:00

Cuando en verano te vengas conmigo plantaremos de higos a brevas una higuera que nos dé frutos, huiremos de los viejos bueyes que por detrás dicen que tenemos un cromosoma en formaldehído, perderemos el hilo las veces que haga falta, no es delito, dejar postrada la mandra en extranjeros apellidos, mixturarnos con las salamandras y con los pájaros sin nido. Dicen que mentir es feo, yo lo he contrastado y es un dato fidedigno, lo contrasté con Antiguos testamentos y con lo que de la vida yo he aprendido, haremos la ilusión de plástico que habita en halls, sótanos y eriales perdidos, gritaremos que aquí por fin estamos, porque hemos venido, yo ya tengo asumido que tengo que vivir cara al destino, aunque me sepa todo a seguir el ritmo, por no acordarme no me acuerdo de la repetida canción que yo ya no continúo. No continúo por pereza, callos en el cerebro me han salido, y alguna sombra, y algún te echaremos de menos, que por perderte yo he aprendido, me cambiarán de agua tres litros por ratos siendo anfibio, unas veces volaré en el cielo, y otras veces me sumergiré en mi piso; apartamento dicen los americanos latinos, mientras nos inventaremos un nombre y olvidaremos todo lo que nos reprimimos. Unos dicen que te has ido, otros dicen que por papeles has venido, la culpa la tuve yo que no hice caso a mis amigos, ahora sólo me queda un trago que no pido, seré finiquito perdiéndole a la vida todo su ridículo sentido. 

Vidas que importan (Juan A. Herdi)

Posted on 11:31

Durante algunos meses entre 1929 y 1930, no llegó al año, Federico García Lorca vivió en Nueva York. La ciudad era ya en aquellos años un gran centro social y cultural, un polo atractivo y también contradictorio, sin duda, de ese mundo en construcción y que, en su caso, dadas las dimensiones y la tecnificación, acentuaba la dicotomía entre naturaleza y civilización, tema este a todas luces muy actual al que no fue ajeno el autor andaluz. Huía García Lorca del ambiente un tanto cerril de España, pero también necesitaba tomar distancias para pensar en sí mismo, en sus circunstancias, y nada mejor para ello que cierto retiro, aunque fuese en un lugar tan dinámico como esa ciudad gigantesca que tanto nos influye en lo cultural. Sea lo que fuere, tal vez por ese mismo dinamismo, le resultó imposible no atender a lo que le envolvía.

Vivió la gran crisis del 29 en su epicentro. Descubrió también la vida de los negros que no pudo menos que sorprenderle, con su vivacidad y su marginación, con sus contradicciones, sus esperanzas y su frustración colectiva. Escribió: «(…) No hay angustia comparable a tus rojos oprimidos, / a tu sangre estremecida dentro del eclipse oscuro, / a tu violencia granate, sordomuda en la penumbra, / a tu gran rey prisionero en un traje de conserje.» Es parte de un poema titulado El Rey de Harlem, de su libro Poeta en Nueva York, cuyo manuscrito entregaría a José Bergamín en 1936, el mismo año del asesinato de Lorca, y tras la guerra española se publicó simultáneamente en México y en Estados Unidos, en 1940.

Han pasado noventa años de su estancia en Nueva York y ochenta de la publicación de su libro. Hoy, como entonces, estamos en plena crisis, ya no sólo sanitaria, también económica, aunque no somos todavía tan conscientes de su envergadura, aun cuando haya voces que apuntan que va a ser casi tan grave como la del veintinueve. No sé tampoco hasta qué punto se repiten los fenómenos históricos, sea en forma de tragedia sea como miserable farsa, que diría Marx, Karl, aunque la frase hubiera sido también digna de Groucho; o, dicho de otro modo, si los ciclos de crisis actuales desembocarán, como desembocó aquella, en fascismo y en un nueva guerra mundial. Esperemos que no, a pesar de los signos que indican que por desgracia estamos ante la farsa miserable. Lo que no cambia es la situación de los negros en Estados Unidos. La muerte una vez más de un ciudadano a manos de la policía por una detención brutal ha desencadenado protestas en todo el país y no pocos enfrentamientos. Puede ser verdad que al día se dan cientos de operaciones policiales que no conllevan la muerte de nadie, pero no es la primera vez que ocurre y tampoco es la primera vez que quien muere es una persona negra.

¿Cuántas muertes se necesitan para que una estadística se convierta en un dato infame, cruento y repugnante?

No creo que haya que responder a la pregunta. Aunque fuera una sola vez, el hecho resultaría por lo menos inaceptable. Pero hay quien se fija sólo en la reacción, no en el hecho; hay quien pone el grito en el cielo por el vandalismo sin querer ver que la violencia la desata lo que es un nuevo asesinato o incluso, antes, una mirada recelosa, un gesto prejuicioso, esa línea muy tenue que coloca a cada uno en un lugar diferente de la escala social.
En 2013 se inició un movimiento que se conoció por su lema: Black lives matter (Las vidas negras sí importan) a raíz de la absolución de quien mató a un adolescente negro por un disparo. A partir de entonces el lema se ha ido repitiendo cada vez que moría alguien afroamericano por actuación policial o se producía alguna detención policial cuestionable, y no han sido pocas tales ocasiones. Estamos acostumbrados a verlo en películas o en series y no nos damos cuenta de que, otra vez, como dijera Oscar Wilde, la realidad supera la ficción.

En Europa tales muertes y las protestas que provocan tienen un enorme eco, abren informativos y ocupan las portadas de los diarios. Se ven como una característica muy propia de los Estados Unidos, esas cosas que pasan allí, es fácil simpatizar con las víctimas del racismo y de los abusos del poder cuando se dan lejos. Quizá domine la idea de que eso no puede pasar ya aquí. Pero surge aquí una nueva extrema derecha que vocifera lemas xenófobos y algunos datos calculan en 20.000 los muertos en el Mediterráneo desde 2014 (https://news.un.org/es/story/2020/03/1470681), nuestros muertos que no aparecen tanto en los informativos o apenas provocan protestas en Europa. Casi nos hemos olvidado con la pandemia que en Grecia miles de personas esperan sus peticiones de asilo mientras muchos países europeos les cerraron sus fronteras o gestionaron el problema a cuentagotas. Como hemos olvidado que en 2010 el Gobierno de Francia, por poner sólo un ejemplo, expulsó a comunidades gitanas, aun cuando algunas de ellas tenían ciudadanía de algún país de la Unión Europea.

Nos hemos insensibilizado a la crítica o a la exposición del problema. Es lo que hay, el mundo es así y como mucho servirá de argumento a futuras películas y series, o ser objeto de atención de algún poeta sensible. Todo volverá a su cauce hasta la próxima vez que ocurra algo así, que no parece que vaya a ser muy tarde.



Recomendación literaria

Posted on 18:09

Quiero recomendar esta novela que a través de su personaje protagonista Capplannetta comprobarán que la literatura tiene mucho que agradecerle bastante a Internet, y éste personaje que es testigo, dando fe de ello, demuestra que la esperanza es una forma de mantenerse vivo desde una óptica donde se entrelazan varios aspectos de nuestra cotidianidad, aspectos como las drogas, el confinamiento voluntario, las enfermedades psiquiátricas y las relaciones mantenidas por Internet, así como lo que es o significa Internet para nuestros mayores, son aspectos que se resuelven todos a la vez en esta novela.
La novela se llama Cibernétic@ Esperanza publicada en la editorial Avant y ya está disponible en todas las librerías de España y algunas de Latinoamérica. El autor se llama Cecilio Olivero Muñoz. Para más información: www.avanteditorial.com 

Capplannetta y las cabezas mal amobladas

Posted on 17:24

Las madres de las chicas bien, las pijas del centro, también madres que andan como pollos sin cabeza, prefieren para sus hijas chicos con la cabeza bien amoblada; conservan ajuar bordado con flores a María, rosadas, blancas y amarillas, siempre han deseado chicos con la cabeza bien amoblada, los prefieren con las puertas de diseño, con muebles de ébano, roble y castaño, y descartan el aglomerado de vengué, quieren mampostería de marfil, con cuadros con poemas de caligrafía Snell Roundhand escritos en inglés, también con algo de decoración vintage, y collages con objetos del folclore de la patria. No quieren cabezas como la mía, amoblada con muebles de segunda mano, pertenecientes éstos a familias que fueron a la ruina por no pagar los créditos otorgados en época de bonanza. No quieren decoraciones simples, ni grifería barata, bajo ningún concepto aceptarían un piso completo por mil euros. No quieren cabezas mal amobladas que escuchen jazz, esa música propia de negros, tampoco quieren salir del plástico de la raza, son mujeres de alta alcurnia y caballería de bambolla. Escuchan florituras de Bach, el piano finísimo de Mozart. No quieren aglomerados armarios, ni muebles comprados en Ikea, tampoco tazas compradas en los chinos, manda huevos la China milenaria, estas chicas están diseñadas para oler la mierda más cara del mundo.

A Capplannetta le prometieron

Posted on 4:37

No busco ninguna tierra prometida, ni creo en las promesas de cualquiera, pero aunque me engañaron con la primavera, nunca hubo flor que no brotara en mi corazón de porcelana. Me prometieron una familia absorbente, con hijos gritones nos iríamos a ver el Barça, me dijeron que la soledad se acaba, como se acaban los te quieros, como se pudren las nostalgias, me prometieron la parejita, niño y niña, y que no me saldrían rana, me prometieron un coche bueno a precio de ganga, me dijeron que las heridas se curan con pomada, que los resfriados con un par de días de cama basta, por supuesto que de tabaco resfriado nada de nada, me prometieron una buena mujer en casa, buena madre, buena cocinera, me prometieron que no sería esclava, me prometieron organizar mi vida dos veces por semana, me prometieron tener hecha la colada, vivir emancipado, con la alegría correteando dejándose entrever las bragas, nunca quise una criada, me prometieron buen humor al despertar cada mañana, me avisaron que me olvidara de llevar pijama, nada de ir andando en esas trazas, me advirtieron de que no me surgiera ningún verso como proclama, me prometieron buena televisión con sus buenos y cultos programas, me juraron no tapiarme las ventanas, me prometieron tener sexo cada vez que tuviera ganas, me advirtieron que debía hacer deporte, con mucha vida sana, me dijeron que me llegaría un sobre todos los meses tan solo por la cara. Ahora me encuentro solo, y con vuestra promesa apocada, me prometieron un Dios de la nada, para que el me diga si lo hace con retranca o quiere gastarme una broma macabra. De lo mío qué, les diré a políticos de gestión nefasta, y me dirán que por escrito nadie me firmó nada, yo les diré, pero me lo dijeron de palabra, y me contestarán los cabrones, prueba con el abracadabra y no sea tragaldabas. Tenemos mucho trabajo para andar cumpliendo órdenes de cualquier cantamañanas. Les insinuaré sutilmente que son parte de la casta, de mis impuestos maman.