Capplannetta y el amor paterno

Posted on 15:17



No le he regalado nada a mis padres estos Reyes Magos aunque se lo merecen con creces. Ellos sí lo han hecho. Le he prometido a mi padre (aficionado a la fotografía y a la naturaleza) que esta primavera, un día de sol y si Dios quiere, iremos juntos a fotografiar paisajes y pájaros en su hábitat natural. Hoy las noticias dicen que Londres y otras ciudades se inundarán según un estudio científico debido al cambio climático. Digo esto porque mi padre que, es un gran naturalista, lo hemos comentado por teléfono. Recuerdo cuando tenía su huerto junto a un circuito de motocross en las afueras de la ciudad donde viven. La gran vocación de mi padre es la naturaleza. Conoce la hora por el sol, y sin brújula, de muy niño salía a cuidar rebaños de cabras y ovejas, y a veces hasta guardaba ganado porcino. Es un hombre en armonía con la Tierra. Ahora en invierno saca la perra que tienen mis padres y está poco rato, pero en primavera y verano dan grandes paseos él y mi madre por las zonas verdes del extrarradio de mi ciudad. Aparte de que es un gran amante de la naturaleza, repito, le he prometido lo de salir cámaras en ristre para compartir momentos con él. Es un padre extraordinario, aunque no le guste lo que escribo, él siempre tiene detalles hermosos para mí persona. Compartir con tu padre es un placer sencillo, solamente tengo que ir a buscarlo. Él siempre está ahí cuando lo necesito. Discutimos, como todos hemos discutido alguna vez con nuestros padres, pero pienso irme con él aunque sea por los alrededores de mi barrio. Antes hemos ido a coger setas, o a cazar pájaros de canto de mesa. Es bonito compartir. 

0 Response to "Capplannetta y el amor paterno"