Capplannetta y el hecho de estar acabado

Posted on 7:02



Hay momentos en la vida en que te sientes como sí te atropellara un tren. De hecho, por suerte, no todos los días son así, pero estar acabado tiene cierto carácter de despectivo cuando te lo dicen o porque cometiste una torpeza, o por el hecho de sentirte hundido. O sea, tocas fondo y la gente sabe que has tocado fondo, porque se da por hecho de que el estereotipo de persona que tú eres debe acabar siendo un perdedor, y eso es un error garrafal. Yo creo que es quitarle las alas de esperanza a los que ya la perdieron toda, para arrebatarte tus aspiraciones y adueñarse de tu esperanza. Estar acabado no lo están ni los ancianos. Pienso que juzgar a una persona como acabada es fascista, por no decir nazi, y todo lo que eso conlleva. El mundo nos ha dado la lección más sorprendente que fluye desde los corazones con grandes esperanzas, y es que cualquier ser es valioso si le ofreces credibilidad hacia su rendimiento y le das las herramientas oportunas para que ésta persona no sea una incapaz. Tenemos el ejemplo de Pablo Pineda, con síndrome de down y aprobó la carrera universitaria de magisterio y actualmente está ejerciendo. Ha realizado el trabajo de actor estupendamente en la película Yo, también y le ha dado una lección al mundo de que Sí se puede, Yes we can. Cuando una persona más rendida, más acabada esté puede florecer algo hermoso en ella y darle al mundo otra perspectiva, si es que el hecho de ser un ceporro no quita tampoco en el que te conviertas en un caballero honorable. Incluso tenemos el ejemplo de Pablo Echenique y su gran inteligencia en la política pese a su incapacidad física. 

0 Response to "Capplannetta y el hecho de estar acabado"