Capplannetta y el video club 351

Posted on 12:13



Siempre que iba al vídeo club 351 me encontraba con una sorpresa satisfactoria. Por ejemplo, el tipo que era dueño del vídeo club me había calado según el gusto que yo tenía acerca de películas que me gustaban. Me recomendaba todo lo que él veía y encajara con mi perfil. Perfil que conocía bien por su gran instinto y su larga experiencia, ya que era un extraordinario cinéfilo. Tenían a un chico trabajando que se llama Antonio (hace años que no lo veo) que era un chico gay y muy agradable, pero el dueño era quien me aconsejaba cine tanto español como extranjero. Tenían una buen fondo de películas, también alquilaba pornografía y películas de acción francesas, americanas y de muchos países más. En aquella época yo videé mucho cine, había comprendido que la calle no tenía nada nuevo que ofrecerme y preferiría ver cine bueno, también en menor grado leía, pero ya digo, en menor grado. Cuando una película te fascina y estás cómodo viéndola no quieres que ésta se acabe, y te gustaría que durara horas, pero yo creo que una película de dos horas que sea buena está muy bien. Podría enumerar varios títulos que me han dejado estupefacto. Había directores como Bigas Luna, y otros tantos más españoles que me fascinaban, por ejemplo, Vicente Aranda, encuentro su cine de muy buena calidad, como también Jaime de Armiñán y su película El Palomo cojo, sobre una novela de Eduardo Mendicutti. Con respecto al porno debo decir que siempre he sido en mi época de soltería un gran aficionado. Era muy joven, y entonces valía la pena meneártela, ahora soy mayor, y además de no apetecerme la pornografía, compruebo que no tiene sentido la masturbación. Es un acto que debe ejercerse joven. 

0 Response to "Capplannetta y el video club 351"